Las reliquias de esta santa y vidente de la Virgen visitarán este país

El Santuario de Lourdes (Francia) anunció que desde el 1 de septiembre y hasta el 15 de diciembre, las reliquias de Santa Bernardita Soubirous visitarán 45 diócesis de España en una peregrinación con motivo del año jubilar dedicado a esta santa.

El P. Lluis Ruiz, capellán para los peregrinos de lengua española del Santuario de Lourdes explicó a ACI Prensa que las reliquias de Santa Bernardette “ya habían recorrido antes países como Italia y Alemania y por eso, los presidentes de diversas hospitalidades de Lourdes en España iniciaron la petición para las reliquias de esta santa también recorrieran el país”.

Desde el Santuario de Lourdes se envió una carta a la Conferencia Episcopal Española (CEE) y a todos los obispos explicando la iniciativa. “En la carta se preguntaba por la disponibilidad para acoger las reliquias. Se recibieron 45 respuestas positivas de las diócesis, que serán apoyadas por las diversas hospitalidades”, aseguró el P. Ruiz.

Este recorrido por España coincide con la celebración del Año Jubilar de Santa Bernardette que se celebra con motivo del 175° aniversario de su nacimiento y el 140° aniversario de su muerte.

“Este año tiene como lema: 'Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el Reino de Dios', que remarca la línea de pobreza en la que vivió santa Bernardette y a la que sin embargo se le apareció la Virgen”, aseguró el P. Ruiz a ACI Prensa.

El responsable de la capellanía en español del Santuario de Lourdes también afirmó a ACI Prensa que a pesar de haber pasado más de 160 años de la primera aparición de la Virgen a Bernardette su mensaje sigue siendo actual, ya que “que es un mensaje de penitencia y conversión”.

El P. Ruiz también explicó que a ACI Prensa que “son muchos los que han venido a Lourdes, pero ahora es Bernardette la que visita sus diócesis”, por eso invitó a “dejarse renovar por la gracia y por Santa Bernardette. Ella fue quien habló sobre la Inmaculada Concepción y seguro que algo nos querrá decir”.

Las reliquias de Santa Bernardette recorrerán España en un nuevo relicario realizado por los talleres de arte Granda.

Ordenan al primer obispo luego del acuerdo entre China y la Santa Sede

Mons. Antonio Yao Shun, de 54 años, es el primer obispo consagrado en China después del acuerdo entre la Santa Sede y Pekín, un hecho que ha sido confirmado este martes por el Vaticano. Será titular de la Diócesis de Jining, también conocida como Ulanqab, situada en la región china de Mongolia interior.

Según recoge Asia News, la ceremonia de consagración se celebró en la Catedral de Jining, y fue presidida por Mons. Paolo Meng Qinglu, Obispo de Hohhot (Mongolia interior).

En un comunicado emitido este 27 de agosto por el Vaticano, el director de la Sala de Prensa, Matteo Bruni, confirmó "que S.E. Mons. Antonio Yao Shun, consagrado Obispo de Jining/Wulanchabu, en Mongolia Interior (China), ha recibido el Mandato Pontificio, como también lo declaró el Obispo Ordenante durante la ceremonia de ayer, 26 de agosto de 2019”.

“La ordenación episcopal de S.E. Monseñor. Antonio Yao es la primera que tiene lugar en el marco del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular de China firmado en Pekín el 22 de septiembre de 2018", indicó.

La ceremonia también fue concelebrada por Mons. Mattia Du Jiang, de la Diócesis de Bameng (Mongolia interior); Mons. Giuseppe Li Jing, Obispo de la región de Ningxia; y Mons. Paolo Meng Ningyou, de la Diócesis de Shanxi.

Además asistieron unos 120 sacerdotes, muchos de los cuales pertenecen a la Diócesis de Jining, aunque sirven en otras diócesis de China.

El lema elegido por el nuevo Obispo es “Misericordes sicut pater”, es decir, “misericordiosos como el Padre”, que fue el lema elegido para el Jubileo del año 2015-2016.

Mons. Yao explicó que espera que “la Escritura nos inspire para tener más sabiduría y que los Sacramentos nos nutran para la vida”.

El Acuerdo Provisional entre China y el Vaticano está relacionado con el nombramiento de obispos, pero los demás términos del acuerdo no se han dado a conocer.

Según Asia News, diversos expertos aseguran que con este acuerdo, China reconoce que para ser consagrado obispo es necesario ser nombrado por el Papa.

En ese sentido, esta ordenación podría ser fruto de este acuerdo, aunque tanto obispos como fieles de China consideran que el nombramiento de Mons. Yao fue decidido por el Papa antes de que se ratificara el acuerdo. 

Breve biografía

Mons. Yao nació en Ulanqab en 1965. Se ordenó sacerdote en 1991 tras haber estudiado en el seminario nacional de Pekín. Entre 1994 y 1998 realizó una especialización en Liturgia en Estados Unidos y otra en Estudios Bíblicos en Jerusalén.

En los años 90 enseñó en el Seminario nacional, del que también fue director espiritual. Trabajó en la comisión litúrgica, que depende de la Asociación Patriótica y del Consejo de Obispos chinos entre 1998 y 2004, como secretario y desde el 2004 hasta hoy como vicedirector.

Desde la muerte de Mons. Giovanni Liu Shigong, anterior Obispo de Jining, que falleció en el año 2017 la diócesis estaba vacante.

La diócesis de Jining, (Ulanqab) tiene unos 70 mil fieles que son atendidos por 30 sacerdotes y 12 religiosas.

Estos son los 3 mandamientos del Papa Francisco para periodistas

El Papa Francisco ofreció esta mañana una reflexión sobre lo que se podría considerar como los 3 “mandamientos” que todo periodista debe tener en cuenta al desarrollar su labor: amor a la verdad, vivir con profesionalismo y respetar la dignidad humana.

Así lo indicó el Santo Padre en su discurso a los miembros del Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Italia en el que destacó que “el periodista tiene un papel de gran importancia y al mismo tiempo una gran responsabilidad. De alguna manera escribe el ‘primer borrador de la historia’”.

“Los tiempos cambian, y también cambia la forma de ser periodista. Tanto los medios de comunicación impresos como la televisión pierden relevancia con respecto a los nuevos medios del mundo digital –especialmente entre los jóvenes– pero los periodistas Siguen  siendo una piedra angular, un elemento fundamental para la vitalidad de una sociedad libre y plural”.

El Pontífice dijo luego que su meditación se centra en tres elementos: “amor la verdad, algo esencial para todos, pero especialmente para los periodistas; vivir con profesionalismo, algo que va más allá de las leyes y reglamentos; y respetar la dignidad humana, que es mucho más difícil de lo que parece a primera vista”.

1.- Amar la verdad

“Amar la verdad significa no solamente afirmarla, sino vivirla, atestiguándola con el  trabajo”, dijo Francisco. “La cuestión no es ser o no ser creyente. La cuestión es ser o no ser honesto consigo mismo y con los demás”, precisó.

“En la vida no todo es blanco o negro. También en el periodismo, debemos ser capaces de discernir entre los matices de gris de los acontecimientos que estamos llamados a contar. Los debates políticos, e incluso muchos conflictos, rara vez son el resultado de una dinámica clara, donde se reconoce  sin ambigüedades quien está equivocado y quién tiene  razón”, subrayó el Papa.

“La confrontación y a veces el enfrentamiento  nacen, en fondo, de esta dificultad de síntesis entre las diferentes posiciones. Este es el  trabajo difícil y necesario al mismo tiempo de un periodista: llegar lo más cerca posible a la verdad de los hechos y no decir o escribir algo que, en conciencia, sabes que no es cierto”.

2.- Vivir con profesionalismo

Vivir con profesionalismo, explicó el Papa Francisco, quiere decir “comprender, interiorizar el sentido profundo del trabajo propio. De ahí se deriva la necesidad de no someter la profesión a la lógica de los intereses partidistas, ya sean económicos o políticos”.

La tarea del periodismo “es por lo tanto favorecer el crecimiento de la dimensión social del ser humano, favorecer la construcción de una verdadera ciudadanía” y también “preocuparse por uno de los arquitrabes de la estructura de una sociedad democrática”.

Es necesario recordar que, “a lo largo de la historia, las dictaduras –de cualquier orientación y ‘color’– siempre han intentado no solo apropiarse de los medios de comunicación, sino también imponer nuevas reglas a la profesión periodística”.

3.- Respetar la dignidad humana

“Si respetar la dignidad humana es importante en cualquier profesión, lo es en particular en el periodismo, porque detrás de la simple historia de un caso hay sentimientos,  emociones, y en última instancia, la vida de las personas”.

Muchas veces, continuó Francisco, “he hablado de loschismes como ‘terrorismo’, de cómo se puede matar a una persona con la lengua. Si esto se aplica a los individuos, en la familia o en el trabajo, tanto más cierto es para los periodistas, porque su voz puede llegar a todo el mundo, y esta es un arma muy poderosa”.

Por supuesto, reconoció el Papa, “la crítica es legítima y diré todavía más, necesaria, así como la denuncia del mal, pero ambas deben hacerse siempre respetando al otro, su vida, sus afectos”.

“El periodismo –precisó– no puede convertirse en un ‘arma de destrucción’ de las personas e incluso de los pueblos. Ni tiene que alimentar el temor frente a cambios o fenómenos como la migración forzada por la guerra o el hambre”.

El Papa hizo votos luego para que “cada vez más y en todas partes el periodismo sea una herramienta de construcción, un factor de bien común, un acelerador de procesos de reconciliación, que sepa rechazar la tentación de fomentar el enfrentamiento con un lenguaje que avive las llamas de la división, y favorezca, en cambio, la cultura del encuentro”.

“Ustedes los periodistas pueden recordar cada día a todo el mundo que no hay conflicto que no pueda ser resuelto por las mujeres y los hombres de buena voluntad”, concluyó el Papa Francisco.

 
 

Papa Francisco: La vanidad es la osteoporosis del alma

El Papa Francisco advirtió esta mañana, en la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta, que la vanidad “es como una osteoporosis del alma”, pues intenta enmascarar el exterior para ocultar el vacío interior.

“La vanidad es como una osteoporosis del alma: los huesos desde afuera parecen buenos, pero dentro están todos corroídos”, señaló.

El Santo Padre subrayó que “la vanidad nos lleva al engaño”, y “la vanidad es enmascarar la propia vida. Y esto enferma el alma, porque enmascara la propia vida para aparentar, para fingir”.

En el alma, advirtió, pueden producirse dos inquietudes. Una de estas, indicó, es “buena, que es la inquietud que nos da el Espíritu Santo y hace que el alma esté inquieta para hacer cosas buenas”.

Sin embargo, existe también “la mala inquietud, esa que nace de una conciencia sucia”.

Este es el caso, señaló, de “esta gente que ha hecho tanto mal, que hace el mal y tiene la conciencia sucia y no puede vivir en paz, porque vive con una irritación continua, en una urticaria que no lo deja en paz”.

Francisco recordó que “el mal tiene siempre la misma raíz, cualquier mal: la codicia, la vanidad y el orgullo”.

“Y los tres no te dejan la conciencia en paz; estos tres no dejan entrar la sana inquietud del Espíritu Santo, sino te llevan a vivir así: inquietos, con miedo. Codicia, vanidad y orgullo son las raíces de todos los males”.

El Papa indicó que la vanidad “nos infla” y “no tiene larga vida, porque es como una burbuja de jabón”.

“¿Qué ganancia obtiene el hombre por toda la fatiga con la cual se abruma? Se preocupa por aparentar, por fingir, por parecer. Esta es la vanidad”, señaló.

Francisco recordó que al morir “serás alimento de los gusanos. Y todo este enmascarar la vida es una mentira, porque te comerán los gusanos y no serás nada”.

El Santo Padre lamentó que muchas personas que conocemos vive aparentando. “¡Pero qué buena persona! Va a Misa todos los domingos. Da grandes ofrendas a la Iglesia. Esto es lo que se ve, pero la osteoporosis es la corrupción que tienen dentro”.

“La vanidad es esto: te hace parecer con un rostro de ‘estampita’ y luego tu verdad es otra”, lamentó.

“¿Dónde está nuestra fuerza y la seguridad, nuestro refugio?”, cuestionó, para señalar a continuación que el Señor es “el camino, la verdad y la vida”.

“Esta es la verdad, no la máscara de la vanidad”, dijo.

Al finalizar su homilía, el Santo Padre pidió “que el Señor nos libere de estas tres raíces de todos los males: la codicia, la vanidad y el orgullo. Pero sobre todo de la vanidad, que nos hace mucho mal”.

Hoy se inicia la novena a Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las misiones

"Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada al cielo, un grito de agradecimiento y de amor en las penas como en las alegrías", decía Santa Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia y Patrona de las misiones.

Santa Teresa de Lisieux, como también se le conoce, nació en un matrimonio santo. Sus padres Louis Martin y Zelie Guérin fueron canonizados el 18 de octubre pasado, en el marco del Sínodo de la Familia2015.

Cercanos a la fiesta de esta joven carmelita que se celebra cada 1 de octubre, aquí una novena en honor a aquella que solía decir: “quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra”.